top of page
  • gmsboadilla

PP Y VOX SE OPONEN A LA PROPUESTA DEL PSOE PARA LA INSTALACIÓN DEL CONTENEDOR MARRÓN EN BOADILLA

En Octubre de 2020 el Equipo de Gobierno Municipal anunciaba la instalación del llamado quinto contenedor o contenedor marrón en Boadilla del Monte, empezando por los establecimientos para, posteriormente, continuar con las distintas zonas del municipio.


Dos años y medio después, aquel anuncio del equipo de gobierno fue sólo humo, dado que el quinto contenedor no está implementado, ni extendido para su uso por nuestros vecinos y vecinas en las calles de Boadilla del Monte, junto a los otros 4 contenedores.


El pasado 17 de marzo, en el Pleno Municipal, el Grupo Municipal Socialista solicitó la instalación de dicho contenedor en todo el municipio de Boadilla del Monte antes de enero de 2024, propuesta que no contó con el apoyo del PP ni de VOX, por lo que votaron en contra; obviando el beneficio económico y ambiental que ello supondría y pese a que la normativa comunitaria (Directiva comunitaria 2018/851 del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de mayo de 2018) y la Ley 7/2022, de 8 de abril, de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular fijan como fecha tope de instalación, Enero del 2024.


Con el contenedor marrón o “quinto contenedor” se pretende que los vecinos y vecinas del municipio tengan acceso a los cinco contenedores (materia orgánica, envases, papel, vidrio y resto), para poder separar los residuos adecuadamente.


La materia orgánica biodegradable o fermentable contenida en los residuos sólidos municipales constituye casi la mitad de la bolsa de basura, y en el contenedor marrón, se podría depositar restos de cocina: fruta, cáscara o piel de frutos, verduras, hortalizas, posos de café o infusiones, cáscaras de huevos, restos de jardín, pequeñas cantidades de papel (servilletas de mesa), serrín, entre otros.


Esta Fracción Orgánica (FO) tiene características muy singulares, por lo que debe recogerse y gestionarse de forma separada. Es la fracción más inestable de los residuos municipales, debido a su elevado contenido en agua y materia orgánica, lo que genera rápidamente lixiviados y malos olores.


Dado que son los municipios, en el ámbito de su competencia y autonomía local, quienes tienen las herramientas técnicas, económicas y sociales a su alcance para poner fin a este impacto ambiental, hay que tratar de visibilizar la basura orgánica como un producto no despreciable que generan los ciudadanos y empresas, facilitándoles la recogida diferenciada de esta fracción y permitiendo de esta forma su compostaje adecuado e integral. Es un hecho evidente que la economía circular (la de ‘las tres erres’: Reducir, Reutilizar, Reciclar) puede generar más empleos, mejorar y cuidar el Medio Ambiente, la calidad del aire y, en consecuencia, la seguridad y la salud de todos.


Otra opción para estos residuos es utilizarlos en una planta de biogás, que es el sistema que se encarga de obtener un tipo de gas a partir de desechos orgánicos, la obtención de biogás es uno de los procesos de generación eléctrica más ecológicos que existen en la actualidad.


Por todo lo anterior, para el Grupo Municipal Socialista de Boadilla del Monte y su Portavoz, Alfonso Castillo, resulta totalmente incomprensible la negativa por parte del Equipo de Gobierno de la Corporación Municipal para acatar las normas y poner en marcha una Directiva Europea. Debería implementarse el uso del “contenedor marrón” y promover campañas de concienciación de separación de residuos a la ciudadanía y a las empresas, haciendo especial énfasis en el quinto contenedor, a través de mensajes claros e inequívocos sobre las ventajas de su uso, como ya se están llevando a cabo en Madrid Capital o en municipios como Pozuelo de Alarcón.


Asimismo, Alfonso Castillo afirma que necesitamos una transición ecológica hacia una sociedad eficiente en el uso de los recursos, que responsabilice al ciudadano con los residuos que genera y son los ayuntamientos los que deben, sin mayor dilación, adoptar estrategias y servicios para este cambio social, de manera que se reduzca a la mitad el volumen de basura urbana no aprovechada, implicando a las familias, vecinos, vecinas y empresas en el compostaje y el reciclaje”.





27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page